Sunday, September 28, 2008

Concierto benéfico y clandestino....


Porno Para Ricardo y La Babosa Azul se han visto obligados a suspender el concerto programado para el día de de hoy, que planeaban conducir en beneficio de las víctimas de los huracanes Gustav e Ike en Cuba.

La causa de la suspensión de este concierto benéfico ha sido una afección en la garganta que esta padeciendo Ciro, ya que el tratamiento médico recomendado exige reposo absoluto de la voz por tres semanas.

El concierto se había preparado con ayuda de los amigos de las dos bandas, y se había ya recogido una buena cantidad de donaciones que serán enviadas a las zonas afectadas tal y como se planeaba hacer al final del evento musical para ser distribuida entre los damnificados directamente y en sus manos sin intervencion del gobiero. Para esto se cuenta con la ayuda de muchos ciudadanos cubanos y extranjeros, de la iglesia, y de personas que a título personal y anónimo se han ofrecido para llevar las donaciones a los damnificados.

Por otra parte, ahora podemos revelar que se han hecho envíos anteriores con la ayuda de Yoani y un extenso grupo de amigos y que todas las donaciones fueron entregadas en sus propias manos a personas perdieron lo poco que tenían, y que la ayuda consistió en ropas, articulos para recien nacidos, alimentos enlatados y dinero, a pesar de que a ambos lados del estrecho de la Florida hay quienes dicen que en Cuba no hay nada que comprar y que por tanto los cubanos de la isla no necesitan dinero.

La Babosa Azul, Porno Para Ricardo, y los verdaderos amigos de la población se han dedicado a demostrar lo contrario, tanto, que la dictadura persigue hoy mas que nunca a las personas que venden alimentos en la “bolsa negra” y los estan encarcelando sin siquiera una caricatura de jucio. Tambien podemos decir, que los precios del mercado clandestino en Cuba son sensiblemente mas bajos que los del gobierno.

Es de señalar que tanto los músicos como sus amigos son tambien víctimas de estos huracanes y de la tiranía y que sacrifican lo poco que tienen para darlo a alguien que esta en una situacion aún peor que la de ellos. Si no son barridos por un huracán, son entonces acosados por el huracán estacionario de la tiranía. En una verdadera tradición del “resolver” cubano se las han arreglado para destruir las barreras erigidas por la dictadura para que la ayuda no pudiera llegar a la población, y han roto el ciclo de miedo y de limitaciones impuestos por el sistema sobre el cubano “normal”, tomando en sus propias manos la distribución de la ayuda.

El país tiene que ser reconstruido completamente en libertad y democracia.
El país tiene que florecer, sin la interferencia de dictadores momificados, sabelotodos, o la negatividad de los “expertos y cubanólogos” y sin la arrogancia y actitud condescendiente y perdonavidas de aquellos que piensan que ellos saben lo que es “bueno” para los cubanos, sin siquiera preocuparse por tratar de comprender que es lo que los afecta en la isla de Cuba y sin ponerse en sus gastados zapatos por menos por unos cinco escasos minutos.